Saltar al contenido

¿Las Rutinas De Ejercicios Son Necesarias?

La ciencia indica que el humano no puede salirse de la rutina, y si lo hace, ingresa inmediatamente en otra. Es como un pequeño sistema “rutinario”. Sin embargo, si hablamos de rutinas de ejercicios, sí debes tener una bien establecida.

Función

Así como todo en nuestra vida diaria, los ejercicios ameritan tener un orden específico. Por esta razón, es de suma importancia tener una rutina de ejercicios si se plantea tener una vida saludable. Más allá de saber cuál va primero y cuál después, esto se emplea para tener un control diario de lo que se deba ejercitar.

Además, una rutina nos permite tener uniformidad en lo que hacemos. Es decir, ejercitamos nuestro cuerpo completo, sin descuidar una zona y sobreexplotar otra. Tenemos que resaltar que una buena rutina semanal deja un día para descansar y cubre todas las partes del cuerpo.

Rutina de ejercicios

¿Cómo se crea una?

Sabiendo para qué sirve tener una rutina de ejercicios, ahora viene la parte más complicada, establecer una. Para crearla primero debes conocer en qué estado físico te encuentras para conocer tus límites. También sería bueno que estuvieses claro cuál es la parte de cuerpo que más ejercicio necesita, como el abdomen, brazos, piernas o glúteos.

Teniendo todo esto listo, podemos comenzar intentando nosotros mismos con lo más básico. Abdominales, sentadillas, dorsales, flexiones, caminatas, levantamiento de peso, entre otros. Sin embargo, puedes consultar un profesional o puedes revisar el internet para tener una rutina ya predeterminada.

Rutinas de ejercicios con la pelota

Cambio de rutina

Ahora, cuando tienes una rutina establecida, esta puede que ya no te sirva al pasar el tiempo. Algunas personas están en total desacuerdo con cambiarla, y más aún si esta te la puso un especialista de acuerdo a tus capacidades. Sin embargo, no necesariamente es perjudicial.

Tomemos en cuenta que a medida que más se ejercita, el cuerpo aumenta su resistencia, por lo que se debe aumentar la dificultad gradualmente. El problema llega cuando se hace un aumento de dificultad muy rápido. Si es así, este sí podría causarte daños serios en huesos, articulaciones y músculos.