Saltar al contenido

Ejercicio Físico: La Clave Para Llevar Una Vida Sana

El ritmo de vida actual predispone al sedentarismo. Para estar saludable, mejorar el estado anímico y combatir el estrés es fundamental moverse. Adoptar una rutina de ejercicios físicos como práctica diaria es probablemente una de las actitudes más positivas que ayudan a mantener el cuerpo sano.

La realización de alguna actividad como correr, caminar, nadar o andar en bicicleta proporciona beneficios a corto y a largo plazo, ya que optimiza el funcionamiento del organismo y ayuda a prevenir enfermedades. Moverse libera la mente y el cuerpo, mejora el estado de ánimo, incrementa la autoestima, reduce las tensiones y ayuda a mantener el peso.

El avance en el ámbito de la medicina logró que el promedio de vida de una persona alcance los setenta y cinco años o más, esto cuando en la Edad Media apenas llegaba a los treinta y tres. Muchas de las enfermedades que siglos atrás provocaban la muerte de un individuo hoy se curan con solo tomar algunas pastillas.

Automóviles, cocinas, heladeras, lavarropas y teléfonos, entre miles de inventos más, han facilitado y mejorado la vida de las personas. Sin embargo, de la mano del progreso tecnológico también han aparecido nuevas enfermedades, como la bulimia, la anorexia, ataques de pánico y estrés, estos son algunos males que padecen los ciudadanos posmodernos.

Gran parte de los empleos actuales se desarrollan en lugares cerrados en donde los trabajadores permanecen sentados la mayor parte del día. La falta de actividad física genera problemas de sobrepeso y obesidad. A su vez, el hecho de estar ocho horas diarias en una misma posición, no siempre es correcta desde el punto de vista postural, provocando esto dolores y problemas en la columna.

Ejercicio Físico

Beneficios Del Ejercicio Físico 

Un Cuerpo Más Saludable

 El cuerpo humano ha sido diseñado para moverse. De hecho el aparato locomotor representa el 70% de la masa corporal, es por ello que se necesita realizar ejercicio físico de manera regular para mantenerse funcional y evitar enfermarse. De igual manera la actividad física es todo un movimiento corporal que conlleva a un gasto energético, mientras que el ejercicio físico es todo movimiento programado y estructurado para mantener o mejorar el estado físico.

Cuando la cantidad de actividad física no alcanza el mínimo necesario para mantener un estado saludable, ya se habla de sedentarismo. Por lo tanto caminar, correr, nadar, remar y andar en bicicleta son solo algunas de las actividades que se pueden realizar cuyos beneficios repercuten en todo el organismo.

A nivel cardiovascular, el ejercicio mejora la circulación sanguínea, reduce el riesgo de padecer arterioesclerosis e infartos al miocardio, y regula el nivel de colesterol y de triglicéridos en la sangre. Además, regulariza las funciones el aparato digestivo, previene la hipertensión y la diabetes y también mejora la capacidad pulmonar, ya que incrementa la captación de oxigeno en los pulmones.

Ejercicio_Físico y salud

Levantar El Ánimo

Hacer deporte ayuda a fortalecer músculos, ligamentos, tendones y la densidad ósea. Otro de los beneficios de hacer ejercicio es que estabiliza el apetito, al mismo tiempo que contribuye a impedir el aumento de peso. Se ha descubierto, además, que la practica regular de algún tipo de ejercicio alarga y mejora la calidad de vida. Son numerosos los estudios que han demostrado que realizar ejercicios físicos no solo fortalece la salud, sino que también mejora el estado de ánimo de las personas, ayuda a conciliar el sueño, combate la ansiedad, el estrés, la depresión y mejora la imagen personal, haciendo que la personase sienta mejor consigo misma.

Puede Ayudar A La Salud Y La Memoria De Su Cerebro

El ejercicio puede mejorar la función cerebral y proteger la memoria y las habilidades de pensamiento. Para empezar, aumenta su frecuencia cardíaca, lo que promueve el flujo de sangre y oxígeno a su cerebro.

Asimismo, la capacidad del ejercicio para prevenir enfermedades crónicas puede convertirse en beneficios para su cerebro, ya que su función puede verse afectada por estas enfermedades.

Se ha demostrado que el ejercicio hace que el hipocampo, una parte del cerebro que es vital para la memoria y el aprendizaje, crezca de tamaño. Esto sirve para aumentar la función mental en adultos mayores.

Por último, se ha demostrado que el ejercicio reduce los cambios en el cerebro que pueden causar la enfermedad de Alzheimer y la esquizofrenia.

Ayuda con la relajación y la calidad del sueño

El ejercicio regular puede ayudarlo a relajarse y dormir mejor.

Con respecto a la calidad del sueño, el agotamiento de la energía que se produce durante el ejercicio estimula los procesos de recuperación durante el sueño. Además, se cree que el aumento en la temperatura corporal que ocurre durante el ejercicio mejora la calidad del sueño al ayudarlo a caer durante el sueño.

Puede ser flexible con el tipo de ejercicio que elija. Parece que el ejercicio aeróbico solo o el ejercicio aeróbico variado con el entrenamiento de resistencia pueden igualmente ayudar a la calidad del sueño.